martes, 21 de octubre de 2008

¿por qué me ocurre esto?

En los manuales de psiquiatría vas a encontrar la definición de depresión, sus síntomas, sus tipos, etc. Echarle un vistazo no viene mal, y muchas veces tampoco viene bien...nos buscamos entre las palabras que leemos e intentamos etiquetarnos, puede que nos ayude o puede que nos agobie.
Puede que tengas claros los motivos de lo que te ocurre, que la causa sea algo que ha sucedido (una pérdida o cualquier otra circunstancia difícil de tu vida). Si es así, perfecto. Compréndete, date tu tiempo y lucha para salir de ahí. También podría ser que lo que te pase es que tienes inadecuada cantidad de alguna sustancia en tu cuerpo. Eso ya te lo habrá mirado tu médico, si es así: compréndete, date tu tiempo y lucha igualmente para salir de ahí.

Otra posibilidad es que no sepas exactamente por qué te sientes así. A ratos uno está tan perdido que no encuentra claridad suficiente para darse cuenta de qué podría provocar lo que le ocurre. Es posible que haya un poco de todo: algún motivo externo, buena parte de cansancio vital, de desesperanza por no saber qué hacer ya con este ánimo que se cae. Poco a poco se irán aclarando estos motivos, según nos sintamos mejor veremos más nítido. El médico nos confirmará algunos o nos ayudará a llevarlos, el psicoterapeuta nos desatará otros, y el trabajo personal nos dará fuerza para ir pudiendo con todos; esto es muy importante, en ello estamos.

Nos ayudará no olvidar que no es nuestra voluntad estar así. La causa, sea interna o externa, no es "que yo soy así", sino que "estoy enfermo" o "me pasa tal cosa que me pone triste" osimplemente "estoy triste, aunque no sepa por qué". Pero esta no es mi forma de ser, sino cómo me encuentro ahora. Yo soy perfectamente normal. Hay un motivo pero no lo origino yo, sino que lo sufro yo. Esta forma de pensar es la correcta respecto a nosotros, además de ser más justa y quitarnos culpa. No ser culpables nos permite avanzar, y querer luchar contra lo que nos ocurre. Creer que "somos así" no nos permite avanzar, ya que es imposible cambiar algo estable. Creer que el error somos nosotros es el mayor lastre de la depresión, como ya hemos visto.

La insulina (del diabético) no soy yo en mí mismo, sino algo que me ocurre, el litio no soy yo, el marido no soy yo, la pobreza no soy yo, son circunstancias. Yo soy una persona normal que ha decidido luchar contra lo que me ocurre, y sus consecuencias. Lo fundamental ahora, independientemente de qué nos tiene así, es que NO QUEREMOS ESTAR ASÍ. Queremos salir de esta situación, ir tomando la decisión de que va a cambiar el modo en que la vemos, el miedo que la tenemos y nuestra postura ante ella. Que no nos asuste el motivo, eso es algo a eliminar, que no nos obsesione tampoco, lo importante es mi decisión de "querer estar bien".
Esta actitud es fundamental, es la que nos hará salir adelante.

2 comentarios:

Ana dijo...

Enhorabuena por empezar un blog de este tipo, ya va siendo hora de "salir del armario" y terminar con los tópicos que circulan sobre esta enfermedad (sobretodo con el que es para mí el topicazo nº1: "Si te deprimes es quieres").

Estela dijo...

Hola Ana,
gracias por tus palabras. Tu blog también es una buena iniciativa que informa y comparte una enfermedad complicada.
"Salir del armario" es una expresión muy apropiada, desde luego. Cuesta, pero paso a paso, de momento, a desmitificar y a entender.
Y, desde luego, a seguir adelante.

Un abrazo.