domingo, 9 de noviembre de 2008

estoy harta de estar así


Nos vendría bien hacer una parada en este punto, una primera reflexión sobre cómo mirar lo que nos ocurre como primer paso para vencerlo. Hagamos un repaso de lo que ya sabemos para subir el primer escalón:

- De la depresión se sale.

- Soy alguien enfermo, no alguien débil.
Si el propio deprimido (y su entorno) consiguen comprender que sólo está enfermo de algo DE LO QUE NO ES CULPABLE, se sentirán mucho mejor. Nadie está así porque quiere. Creer que el error somos nosotros es el mayor lastre de la depresión. Nada va mal en nosotros, sólo estamos enfermos.

-Es una enfermedad, no una excusa.
Que sea una enfermedad no implica que podamos escudarnos en esa frase para "no hacer nada al respecto". Al menos declarémosle la guerra.

- Algo más que medicinas.
Puedo hacer algo más que soportarla. Se trata de controlar en buena parte lo que nos martiriza y no ello a nosotros, a través del conocimiento y dominio de nosotros mismos (y de la enfermedad).
- No es tan importante el motivo concreto, que no nos asuste ni nos obsesione; lo importante es decidir "querer estar bien".

Todas estas son, más o menos, las frases en negrita de los post anteriores, las ideas básicas que a mí me hicieron dar el primer paso. Por eso las recalco, porque creo que es a partir de ellas desde donde se puede empezar a luchar. Se han repetido y explicado mucho hasta ahora. Eso es porque cuesta comprenderlas a la primera y, sobre todo, asumirlas, hacerlas propias, CREÉRSELAS.

Tanto si tú eres el que llora, como si es un ser que quieres, es muy importante comprender todo esto. Es lo que nos ubica en el punto que hace posible empezar a luchar, creer que se puede vencer, no sentirse ni el culpable, ni el error, ni víctima de algo invencible. Creer que se puede es fundamental.

Esto no significa que uno esté deprimido porque quiere, porque se deja caer y ya está. Es muy importante distinguir entre: "llévalo lo mejor posible, te apoyo, vamos a intentar que mejore tu situación, lucha" y "si estás así es porque quieres, sal ya de ahí". No son la misma idea. Nadie quiere estar así. Estamos hartos de estar así. De hecho se tarda mucho en dejar de estar así...pero se puede.

Recuerdo cual fue el primer momento en que pensé eso. Estaba tumbada en un sofá, desesperada y sin salida. Ya no sabía qué hacer. Entonces pensé: HASTA AQUÍ. Esta guerra la gano yo, sea como sea. Mi vida es mía. Tardé dos años en encontrame completamente bien, pero nunca volví a sentirme así.

Tú también puedes. Decídelo, aunque ahora no sepas cómo salir de ahí.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por las reflexiones, me gustan...

estela dijo...

Gracias a ti por tu comentario.
Esta es tu casa.

Elvira dijo...

Muchas gracias por esta página y por todos los consejos que nos dan. Yo me identifico con todo lo que se menciona de la depresión, creo que la he padecido por mucho tiempo y nunca he salido por completo de ella. Pero con esto poco que he leído, me ha servido ya bastante, sobretodo el hecho de no sentirme culpable, no sólo de todo lo que me pasa a mí, sino de lo que le pasa a mis seres queridos, es algo que se da natural en mí, me siento culpable hasta de los errores de mis seres queridos, porque siento que los han cometido porque yo les he fallado, o porque no han encontrado en mi lo que buscaban, o simplemente porque no valgo lo suficiente. Yo me he sentido en el pozo, muchas veces en mi vida, y en otros momentos me siento bien. Pero últimamente me he dado cuenta, que cuando estoy cayendo, quiero llevarme de encuentro a las personas que amo, y no se cual es la razón, quizá porque no sienten la misma lástima que yo siento por mí misma, aunque ya leí lo que comentaste a cerca de la lástima, que de ahora en adelante sera mi lema "dejar de sentir lástima por mi misma". Pero ahora me preocupa más como dejar de arrastrar a los demás conmigo a mi depresión. Me siento sin salida, yo se que estoy mal y que necesito hacer algo, porque estoy apunto de perder a la persona que mas amo, porque al caer yo, hago y digo cosas que la lastiman, como queriendo culparla por sentirme yo tan mal. Quiero salir del pozo y dejar de lastimar a mis seres queridos, pero tengo miedo de no poder, y tengo miedo de volverlos a lastimar. Y estoy deseperada y tambien estoy harta de sentirme mal.

Estela dijo...

No pasa nada Elvira. Eso es lo primero, asume que no pasa nada, que estás pachucha y por eso actúas así. Por eso y porque aún no sabes manejar la situación, pero poco a poco. Tú habla con esa persona que quieres tanto y explícale lo que sientes y que lo estás intentando. Y ponte a trabajar ahora que tienes esperanza y sabes que el problema no eres tú, sino algo que te ocurre, a luchar contra ello.
Sigue leyendo, te ayudará. E intenta introducir las cosas en tu vida poco a poco, para que de verdad te sirvan y no te canses de luchar. Es importante ir comprobando que sí puedes tú con la situación, a pequeños pasos notarás que vas mejorando.

un abrazo y bienvenida.

Iris dijo...

sabes en estos momentos estoy harta de estar como estoy pero ni eso es suficiente para decidirme a luchar contra esta enfermedad que la verdad aun no estoy segura si en verdad la tengo o es que soy una floja que se excusa en la depresion para no hacer nada

un dia me duermo pensando voy a ser fuerte y luchar contra esto y al dia siguiente despierto y abandono la lucha para seguir durmiendo

estoy harta de estar asi pero parece que me gusta a la vez...

Estela dijo...

TE entiendo muy bien Iris. Es desidia pura. INtenas con todas tus fuerzas salir y te la pegas al rato, o al día siguiente. TE aconsejo lo siguiente: asume que estás deprimida y en vez de luchar por salir y sacar fuerzas de donde no tienes, acepta la situación y lentamente, suavemente, sin forzarte, ve dejándote sentir, dejándote ser tú, encuéntrate en paseos, en lecturas, en tranquilidad. De esta saldrás despacito. Aceptar algo es dejar de tenerlo como enemigo.
Un abrazo,
Estela.