martes, 9 de diciembre de 2008

Empieza la segunda etapa

Hasta ahora hemos cambiado nuestro concepto de lo que nos pasa. Ya no somos nosotros el error, simplemente sufrimos algo que es duro. Eso hace que podamos trabajar en ello, ahora que hemos decidido que no vamos a estar más así. Tardaremos mucho en conseguirlo, pero teniendo el objetivo presente, lo conseguiremos.

A por el troll de la depresión. Imagínate que estás acatarradísimo, en vez de deprimidísimo. Desde hoy, miraremos así a la depresión. Tomaremos cosas templadas para la garganta, no gritaremos para no irritarla, fumaremos menos, tomaremos calmantes para el dolor, etc.
Todos tendríamos clarísimo qué hacer y, además, no nos preocuparíamos demasiado. Eso es porque somos conscientes de que nos curaremos y también porque sabemos muy bien qué es bueno y malo para ello.

Del mismo modo, vamos a empezar a aprender qué es bueno para ir curando nuestra enfermedad.

Hoy aprenderemos a CUIDARNOS. Ese es el punto 1. Yo cuido de mí. No ya tomando los medicamentos, etc, sino aprendiendo qué cosas me gustan y me sientan bien como persona.
Yo te iré explicando qué le sienta bien a tu enfermedad, poco a poco. Pero hoy se trata de ti.
Esto mejorará tu estado. Date importancia, siempre en la medida de tu estado actual.
Que te gusta comer algo bueno, cómelo, si te gusta bañarte tranquila, hazlo, si es comprarte algo, pasear, descansar, da igual. Dentro de lo saludable, ve fijándote, poco a poco, en qué cosas te agradan, recuérdalas, en realidad las conoces, aunque puede que las hayas dejado un poco de lado.

El tema a trabajar hoy eres tú. Cuida de ti como si fueses la persona más importante de tu vida...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi problema es ue no consigo (o ne me apetece) disfrutar con nada...

estela dijo...

Bueno, eso es uno de los síntomas de la depresión. A lo mejor no eres de llorar, pero eso no signifca que no estés con un pie en el pozo del desánimo. Un filtro nubla tu capacidad para ver la realidad, por algún motivo la ves en blanco y negro cuando es en color. Tienes que descubrir ese filtro y quitarlo, poco a poco. En cualquier caso te puede ayudar un apoyo médico o terapeútico. También libros o charlas en los que vayas descubriendo otra forma de mirar. A veces la clave está en las pequeñas cosas.

Y si hablas de este post, de lo de cuidarte. Busca, el objetivo es el mero hecho de "pensar en ti", ponerte en el centro de tus temas a cuidar, quererte un poco. Se trata de eso. Con que sonrías un poco es suficiente. No se trata de disfrutar haciendo algo, sino de pensar qué le gusta a tu personita. A lo mejor son las cosquillas, los masajes, un bombón, o escribir aquí, o mirar el cielo. Sé importante para ti, cuídate.

Estela dijo...

También puede tratarse de que te des cuenta de que agradable darte un baño, o descansar y ver una película, se trata de encontrarte a ti mismo, la sensación de bueno, de esto me agrada y voy a cuidarme.

Adelante y si no te sale, no pasa nada. Tú sigue leyendo el blog, poco a poco encontrarás las claves que mejor te vayan.
Y sobre todo te sentirás comprendido.

Anónimo dijo...

Ciertamente me siento más comprendido. Gracias por ayudar.
Enhorabuena por el blog.

estela dijo...

Gracias a ti. Esto lo hacemos entre todos, con tus comentarios y cuestiones planteadas otros encontrarán sus respuestas a lo que no se atrevieron a preguntar o entenderán qué les pasa y todo pesará menos.

Entre todos es como se hace el camino.

Un abrazo