sábado, 27 de diciembre de 2008

llevas gafas oscuras y nadie las ve

Para poder nadar son necesarias dos cosas, querer nadar y saber nadar. Para curarse son necesarias dos cosas querer curarse y saber curarse.

El mejor yodo o desinfectante de nuestras heridas internas es la comprensión de lo que ocurre. Es un paso fuandamental para "saber curarse". Ya sabemos bastante sobre qué nos pasa, lo hemos ubicado fuera de nosotros, no en nosotros y hemos decidido atacarlo, combatirlo.

Ahora vamos a saber para comprender, para curar, algo más de cómo vivimos cuando estamos deprimidos y de cómo nos ven los demás. Contándolo nos ayudara a las dos partes, a ubicarnos donde se encuentra la otra y entender por qué cada una se comporta como lo hace.

Los que estamos (en mi caso estuvimos) deprimidos no vemos como los demás. Pero no es que no tengamos esa capacidad, pues en otro tiempo vimos como todos, en colores. Lo verde, verde, lo negro, negro. Lo que ocurre es que AHORA no vemos bien. Es como si llevásemos gafas oscuras puestas que hacen que lo veamos todo menos nítido, de colores más pardos o incluso sólo en grises. Cuando nos encontramos a alguien cercano, nos alegra, pero no lo que debería, porque nuestros sentimientos tienen puesto un filtro, una especie de barrera que no permite que les lleguen las cosas en su intensidad real, es algo que pesa, un lastre, llamado tristeza o desánimo, o simplemente desconexión.

A lo mejor no estamos aparentemente tristes, pero tampoco estamos alegres o alo mejor estamos muy tristes... La belleza del atardecer nos llega, pero no lo suficiente, una fiesta puede incluso hacernos daño, porque sabemos que no somos capaces de sentirnos en consonancia. Alguien nos puso esas gafas en el corazón, nosotros no fuimos, no sabemos cómo han llegado hasta ahí, pero las llevamos puestas.

Los demás no las ven, simplemente no comprenden qué nos pasa. Si llevásemos escayola comprenderían que no usemos bien el brazo, si llevásemos muletas, las piernas... Pero como nuestras gafas son internas, y no nos permiten ver más que en grises, nadie comprende que no utilicemos bien el ánimo, no en concordancia con las situaciones. Es que lo tenemos enfermo o roto, o desorganizado, o descolocado.

También ocurre que, a veces, las gafas sí nos las hemos puesto nosotros solos, ha sido porque no nos hemos sentido capaces ante la vida y nos hemos tachado de "persona errónea", eso nos ha puesto tristes e, inconscientemente, nos hemos puesto solos esas gafas para vivir, viendo un poco menos lo que creemos real, de ahora en adelante: a nosotros, a la vida que no nos gusta como creemos que es.

El deprimido está desconectado de la realidad, no la ve como es, si se acuesta, si llora, si no habla, si se cae, es porque o bien no quiere vivir lo que cree es lo único posible en su vida, o porque no quiere vivir la versión que ve de sí mismo, y ha decidido, siempre inconscientemente, alejarse de la realidad, poner un gran foso entre él y ella. Ahora no sabe volver, o no quiere, ni siquiera sabe que si él tuvo fuerza para cabar un foso, más sencillo es crear un puente. LLeva gafas oscuras, ya no ve, necesita muchísima comprensión, muchísima ayuda y mucha fé en sí mismo, que venga primero de los demás.

Sólo está enfermo, se encuentra mal, se ha desconectado, no ve bien. El no es así, no quiere estar así, pero no conoce el camino de vuelta, qué más quisiera él!! Trátale como tal y no como a alguien que no sabe luchar. Esta es una de las situaciones más duras de la vida, en la que no te encuentras a ti mismo. Soportarla no es nada sencillo, es sólo para valientes.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Cierto, me siento identificada con lo que dices. Los demás no parecen entender que estoy muerta, y pretenden que haga cosas, que viva como si con dar al "on" todo pudiese ser como antes. Si pudiesen meterse un instante en mi cabeza verían qué abismo tan grande contemplo.

estela dijo...

Pues sí hija. Nadie tiene ni idea de lo que es la depresión, de lo dura que es. Nos miran como a raritos que no saben luchar. No telo tomes así es su frase favorita. Pero por mi parte se acabó. Si los gays han conseguido salir del armario y que en vez de a bichos raros los miren como a personas normales que son, nosotros también. Yo estoy dispuesta a hablar de depresión a diestro y siniestro, tal como es. Y que se conozca lo duro qué es, lo valientes que somos los que la soportamos y a que dejen de mirarnos mal, que ya está bien. Comprenden todo tipo de enfermedades menos esta. Por mi parte se acabó.
Adelante que yo te entiendo. Por cierto, tu abismo puede disminuir, míralo de frente y si te quedas un rato, acabas viendo el otro lado.
Al final te reconectarás contigo, muy despacio, eso sí. Pero se puede compañera, se puede.

Un abrazo y gracias por colaborar con tus palabras, le sevirán a alquien seguro.

Anónimo dijo...

Gracias por tus palabras.
Como bien dices además de a mi le servirán a alguien más.
Ánimo con la web.

Runners dijo...

Que bonito escribes...

La depresión es un tema serio, que en ocasiones es tomado muy a la ligera por las personas. Recientemente leí que un remedio inmediato para la depresión es incorporar una rutina diaria de caminar 30min. En un estudio con personas con depresión severa se demostró que a los 10 días de haber incorporado esta rutina, todos presentaban signos de mejoría.

Somos seres muy complejos

Estela dijo...

Gracias.
Es cierto, una de las cosas que más mejoras produce es el ejercicio, hablaremos de él, no dentro de mucho. Es muy beneficioso.

alyangel dijo...

Siempre estoy triste, mi alma se encuentra vacia y solo es sus palabras he encontrado la verdad de lo que me pasa porque para mi vivir cada dia es un reto y una agonia aparentar frente a lo demas que estoy bien, quisiera ser valiente y salir de este hueco pero no se como y que hacer primero o poder borrarme los sentimientos y volver instalar todo de nuevo pero esta vez sin la tristeza y el miedo.

Estela dijo...

Hola Alyangel,
bienvenida. Lee la información que hemos ido dejando desde el principio, poco a poco irán dándote cuenta de que hay otro modo de mirar la enfermedad que sufres, de que hay cosas que hacer para salir de donde estás. Hazlo poco a poco, intentando trabajar las pistas que se te dan. Leídas todas de golpe no sirven tanto.

Y de entrada siéntete comprendida, porque todos aquí hemos pasado lo mismo que tú. También aliviada, porque sí que se puede salir. Es un camino duro, sobre todo al principio ya que no se sabe por dónde (aquí hay pistas) y porque no estamos fuertes (también verás alguna manera de mejorar en los textos).

Sigue adelante, ten clara tu meta: "no quiero estar así", y el resto es todo luchar. El cómo, es leer lo que vamos contando y trabajar, trabajar y ser consciente de cualquier pequeño avance, premiándote por ello, y sirviéndote de base para SABER QUE SÍ SE PUEDE CAMBIAR LA SITUACIÓN QUE VIVES.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola, estoy en ese momento de la vida en que llevo gafas oscuras y nadie las ve. Me dí cuenta hace unos días y acudí al médico de cabecera, el cual me dirijió al psiquiatra. Me ha recetado cymbalta y tras leer en internet las opiniones de muchos que la han tomado, me da mucho miedo. Hoy he visto este blog y me pregunto si podré salir de esto sin medicación alguna. He sentido una ligera esperanza pero me da miedo que sea un espejismo y mañana lo vea de nuevo todo oscuro. ¿me podéis orientar por favor?

Estela dijo...

Hola anónimo,
yo no saldría de ahí sin medicinas. Al principio ayudan mucho, al tiempo te las puedes retirar, bajo control médico, si te encuentras mejor. Otra cosa es que no a todo el mundo le van bien las mismas. Ahí sí puedes estar pendiente de si te cansan mucho o si no te mejoran...y consultarlo con tu médico.
Encualquier caso, sal de ahí con esperanza, con confianza. Sabiendo que se puede.
Bienvenida

lidy dijo...

Buenas, me siento tan identificada con este articulo... yo también llevo gafas oscuras y parece ser que nadie se da cuenta. Supongo que me ven como una persona rara y sosa.. yo tengo 19 años y hace unos cuatro que tengo depresión aunque me he dado cuenta hace un año mas o menos, esto cada vez es mas y mas fuerte... cada vez el pozo de hace mas hondo y no se que hacer :( Hace un año intentee curarme, fuii a mi medico y me dio cita para el psicologo.. pero cuando acudi al psicologo y me dioo cita para despuees de 4 meses se me vino el mundo encima, perdii la esperanza... que pasa que no entienden lo dura que es esta enfermedad o que?
No se que hacer, nadie sabe lo que me pasa nadie sabe como me siento.. no see si por vergüenza no lo cuento o es simplemente porque no confio en nadie :(
Pero quiero salir de esto, quiero vivir como el resto de personas, quiero sonreir, quiero que me de un ataque de risa de esos que no puedes parar de reir aunque quieras, quiero enamorarme... quiero sentir ese sentimiento tan grande y tan imposible de sentir para mi, quiero ser fuerte...
ojala alguun dia pueda salir de todo esto aunque parece tan difiicil parece mentira como algo puede provocar tanto dolor...
gracias por este blog!!

Estela dijo...

Hola Lidia,

búscate un buen terapeuta, es fundamental. Y también lo es que te busques un psiquiatra de confianza porque algo de medicación te puede venir bien.
A partir de ahí, esto es una cuestión de voluntad. Se llora mucho, hay mucha desesperanza y falta de salida, pero un día te das cuenta de que estás metida en arenas movedizas y que a mayor desesperanza, mayor hundimiento.
Y a mayor miedo a la situación, más grande se hace. Entonces, tienes que ser tú la que, sigilosamente, le de la cara a la depresión. La que se de cuenta de que es ella o tú. La que decida por ti.
La depresión es como esas malas amigas que te van vendiendo por detrás y a ti te ponen una sonrisa. Parece que no puedes hacer nada sin ella, que ella y tú sois lo mismo, cuando, en realidad, no puedes hacer nada si sigues con ella.
Ella y tú sois cosas diferentes, pero ella te convence de que sois una sola cosa.
No, tú eres tú y no eres esa enfermedad que te ha tocado como le podía tocar a otro o cualquier otro tema a padecer.
Ante cualquier otra cosa, que no te hiciera sentir culpable por tenerla, como un cáncer, una diabetes, un hijo enfermo, ante todo lucharías. Pues sepárate de la depresión, aprende que es pegajosa, pesada, que ella se alimenta de ti y no tú de ella. Hazte fuerte frente a ella.
Descubre algo que no querrías jamás perder en la vida y lucha por ti centrándote en esa idea. En eso que quieres tener siempre: tus hijos, esa risa, tu belleza, lo que sea. Algo que desde dentro sabes que no querrías perder y que, si sigues así, lo perderás.
Levántate y anda, dale la cara a la depresión y comienza a creer en ti, día a día.
En realidad estás luchando, si no, no habrías entrado en este blog.

Un abrazo, sigue adelante. Se hace justo así.

lidy dijo...

Tienes tanta razón... me he ido dando cuenta de que la depresión cada vez se va haciendo más grande, y soy realmente consciente porque hace casi un año que intenté buscar ayuda.. estaba tan contenta cuando me dieron la cita para acudir al psicologo que esperaba ansiosa a que llegara el dia pero cuando salí de allí toda esa ilusión que tenía por intentar curarme desapareció, y desde hace un año hasta ahora no sabes cómo ha aumentado la desesperanza, parece increiblee cómo ha cambiado la situación en un año cada vez me he ido hundiendo más y más sin ver la forma de salir.

En cuanto a lo de buscar un terapeuta, me da miedoo... y si me pasa lo mismo que la otra vez? porque los psicologos son muy caros y no tengo dinero para pagarlo así que tendría que ir al de la seguridad social.. espero que la próxima vez cuando reuna el coraje y la fuerza e intente salir de todo esto no vuelva a pasarme otra vez lo mismo.

Hay tantas cosas que echo de menos, tantas cosas que no tengo y me siento incapaz de tener por esta maldita enfermedad... cómo simplemente el hecho de sentir, de sentir otra cosa que no sea tristeza, odio y angustia... estoy harta de mí misma y estoy harta del mundo.

Sii, puede que tengas razón, puede que estee intentando luchar pero es que estoy tan pero tan harta de estar asii de verdad... estoy tan harta de que la gente me pregunte: ¿que te pasa con los chicos que no te gusta ninguno o que? que ya tienes 19 años y aún no has tenido novio!!...
pues no, no me gusta ninguno porque soy incapaz de ilusionarme, porque soy incapaz de sentir nada, porque siento que mi corazón está ya más que muerto aunque siga latiendo!

Muchisiimas gracias por contestar Estela, te lo agradezco de verdad! 1 abrazo :)

Estela dijo...

HOla LIlly,

en tu último comentario pareces más cabreada que triste. Sabes qué decimos los que conocemos de inteligencia emocional? PUes que estar triste significa que crees haber perdido algo, en este caso a ti mismo. Mientras que estar enfadado significa que han rebasado tus límites. Y luchas por cambiarlo.

Ves?Lilly, ahora ya no estás sólo triste, ahora estás enfadada. Enfádate todo lo que quieras, es el primer paso para empezar a subir escalones. Ahora tienes corage. Vas muy bien.

Por cierto, hay un post por aquí que se llama, estoy harta de estar así...léelo.

Un abrazo.

luna dijo...

Hola, soy nueva por aquí, aunque nada nueva en esto de la depresión. Llevo luchando contra esto muchos años pero mucho mas desde hace 3 años, con subidas y bajadas. Me han diagnosticado un síndrome ansioso depresivo. Tengo mucho miedo a estar así siempre, miedo de mi misma por obsesionarme con las ideas repetitivas de mi mente, mi descontrol. Me siento mal por todo y culpable por estar así. He leído los post pero necesito creermelo y no sé cómo hacer para no sentirme culpable. Necesito subir en seguridad y autoestima pero me encuentro perdida, no sé donde está la ventanita que me permita respirar aire fresco y limpio. Necesito que alguien me guíe porque lo que más claro tengo es que quiero salir de aquí como sea. Gracias por este Blog.

luna dijo...

Hola, soy nueva por aquí, aunque nada nueva en esto de la depresión. Llevo luchando contra esto muchos años pero mucho mas desde hace 3 años, con subidas y bajadas. Me han diagnosticado un síndrome ansioso depresivo. Tengo mucho miedo a estar así siempre, miedo de mi misma por obsesionarme con las ideas repetitivas de mi mente, mi descontrol. Me siento mal por todo y culpable por estar así. He leído los post pero necesito creermelo y no sé cómo hacer para no sentirme culpable. Necesito subir en seguridad y autoestima pero me encuentro perdida, no sé donde está la ventanita que me permita respirar aire fresco y limpio. Necesito que alguien me guíe porque lo que más claro tengo es que quiero salir de aquí como sea. Gracias por este Blog.

ESTELA ÁLVAREZ estelaalvarez35@yahoo.es dijo...

Preguntas algo difícil, pero no imposible. En este blog tienes muchas pistas y mucha gente que, como ves, siente lo que tú y sale.

la ventana que buscas está en decidir luchar, como has hecho y, a partir de ahí, encontrar algo que no quieras perder en la vida. Desde ahí, da cada pequeño paso que puedas para mejorarte y apúntalo, porque después de un tiempo no recordarás lo mal que estabas y eso hará que no te puedas aplaudir lo suficiente por tus méritos, aunque siempre quede camino, lo importante es mirar atrás y saber que vas ganando tú.

Un abrazo y bienvenida.

luna dijo...

Muchas gracias por tu respuesta. Hoy vengo del psiquiatra y me ha dicho que tengo que aceptar la enfermedad, como el que es diabético por ejemplo. Tengo que aceptar que hay que hacer el tratamiento y a partir de una pequeña mejoría empezar a luchar. Necesito en primer lugar aceptar esto, en segundo lugar no sentirme culpable, en tercer lugar perder el pánico que tengo y despues empezar a educar mi mente. En fin..gracias y FUERZA a todo el mundo!! espero que juntos, dentro de la soledad de esta enfermedad, podamos lograrlo!!!

Gracias a todos.