martes, 6 de abril de 2010

primero voluntad, luego corazón

Ahora que muchos estamos más centrados, que otros han decidido salir y no saben cómo, que otros son conscientes de lo que les ocurre...ahora que estoy teminando este blog para pasar a otro tipo de escritos...

es cuando vamos a repasar las claves fundamentales de la lucha por uno mismo. La depresión es como una montaña que tiene dos laderas a subir, una la tristeza y otra la alegría. Es decir, el primer objetivo es salir de la tristeza, el siguiente, una vez conseguido ese, llegar a la alegría. Son dos cosas distintas.

De la tristeza se sale como hemos contado, cuidándote, dándote cuenta de que no eres responsable de esto, no sintiéndote culpable, poniéndote a trabajar en ti, en concentrarte, en hacer una vida normal, etc. De la tristeza se sale desde un impulso que te dice estoy harta, no puedo ni con mi cuerpo pero voy a salir de aquí. De la tristeza se sale CON VOLUNTAD.

Uno no llega, a uno se le caen las lágrimas por la nariz ya, pero se dice a sí mismo que va a dar igual y que va a seguir luchando, trabajando por sí mismo. Con voluntad te levantas de la cama, aunque no tengas ganas, te pones a leer o te concentras en trabajar, aunque no puedas mucho, te arreglas y sonríes, y sales a la calle. Con voluntad eres uno más.

Pero la voluntad sola no basta para salir de la tristeza o nos agotaremos absolutamente y tiraremos la toalla. Es completamente necesario algo más: EL AUTORECONOCIMIENTO DE NUESTROS LOGROS, LA SATISFACCIÓN CON NOSOTROS MISMOS, pero de verdad.

Sé consciente de que es muy difícil lo que estás haciendo. No vale mirar a la meta y decirte -mal, aún no has llegado-, eso no se lo harías a nadie, luego no te lo hagas a ti. Lo que sirve es tener claro de dónde sales, en qué situación estabas, y en cuál estás ahora, qué has aprendido, qué has superado, qué eres capaz de hacer ahora y antes no. Para eso es muy bueno anotar las metas qué queremos conseguir e ir anotando sus logros, y también recordar una imagen de cómo estuvimos, tenerla de referencia del gran logro alcanzado.

Si no te aplaudes cada esfuerzo dado, si no te valoras y enorgulleces de verdad de cada pequeño paso, la voluntad cada vez te saldrá menos. Trátate bien, te lo mereces, sólo la lucha y el soporte que llevas encima ya lo merecen. Enhorabuena, que eres un valiente. Pero con la sensación única de "tengo que seguir", sino con la sensación real de voy subiendo peldaños, voy consiguiendo cosas nuevas que antes no era capaz de hacer, la situación la consigo controlar yo y el motor es MI voluntad. Cada vez estoy por tanto más cerca del estado en que querría encontrarme. No sólo aguanto, también subo, cambio, aprendo, avanzo y me siento bien por ello, me doy la enhorabuena, de verdad, me doy cuenta. Entonces sale mucha más voluntad, muchas ganas de seguir, como en cualquier aprendizaje, aunque siempre haya baches, ne realidad, si recuerdo mi primer día, he mejorado muuuuucho. Así se sale de la tristeza, con voluntad y reconocimiento.


Una vez consigas no llorar, hacer lo que debes cada día, no pensar tanto y relajarte más, entonces es el momento de la alegría. De entrada, ya tendrás alguna si realmente estás satisfecho de ti, de tus intentos, de tus logros, que los hay.
Ahora, debes seguir a tu corazón, a tus emociones, que hablan de todos los aspectos de la vida, no sólo sobre parejas o amigos. La alegría viene de ser uno mismo, de hacer lo que deseas, de ir hacia donde te indica tu interior. Eso puede ser un camino nuevo, pero es un camino necesario, es aquel para el que uno verdaderamente vale, en el que uno realmente se siente bien.
Igual que la voluntad, se practica, poco a poco, se toman decisiones, se hacen cosas que a uno le gustan, se Es.

Pero esa es otra historia que merece un blog propio, uno que hable sobre aprender a vivir, quizás sea bueno para todos que lo abra algún día... De momento, salgamos de la tristeza, tomemos consciencia de lo que nos ocurre, de lo que conseguimos, de lo que aún queresmos, y después escucharemos a nuestro interior, que sí habla, habla de nosotros, aunque no tengamos costumbre alguna de entender su mensaje.

11 comentarios:

anita cisternas dijo...

tengo 55 años. durante toda mi vida en diferentes etapas me trataron de depresión... último diagnóstico bipolaridad depresiva...o algo así!! llevo 5 años de tratamiento y he pasado por todo lo que cuentan! Hoy puedo reir, sonreir, disfrutar, aunque con bastantes altibajos...pero me siento viva... que soy y estoy en este mundo y fundamentalmente que justamente esto es lo que quiero...
gracias por el LEVANTATE Y ANDA!!!

Estela dijo...

Gracias a ti Anita, bienvenida y enhorabuena!
Tenemos una campeona más.

Anónimo dijo...

Estela creo que es estupendo la idea de haber creado un blog así. Me ha parecido leer que lo estás terminando y me da mucha pena porque yo me encuentro en esa fase que describes de haber ido "acabando" con la tristeza pero me he quedado ahí... me siento plana... no consigo alegrías... y me imagino, que al igual que yo, habrá gente que esté ahí estancada... No sé si podrías seguir por ese camino... Gracias.

bri dijo...

tengo depresion. Tengo tal solo 24 años y hace casi un año que me empezo todo esto. Yo ya habia manifestado ansiedad anteriormente, no dormia bien y demas episodios; hasta que en junio del año pasado un dia me acoste bien y al dia siguiente era otra persona, como si me hubieran cambiado el cerebro. Sentia una angustia terrible, una trsiteza, un desasosiego, unas ganas de llorar y n o sabia por que. No podia comer, tenia como una especie de anorexia nerviosa, y una angustia HORRIBLE, que yo no lo deseo a nadie en el mundo. Para colmo de males, me estallo todo esto estando con mi pareja, vivimos separados, y en esos momentos estaba con el. EL dia anterior a que me sucediera esto, estaba bien, feliz y contenta, normal, y con el estaba super bien. y al dia siguiente de esa manera. Me empece a sentir tan mal, pensamientos de deseseranza, de inutilidad para el futuro. Ya habiamos hablado de irnos a vivir juntos y estaba muy feliz por la idea, pero claro , al pasarme esto y sentirme tan mal, me empezaron los pensamientos obsesivos de que no iba a poder hacer mi vida, que no iba a poder irme de casa de mis padres, que como era posible que estando con mi pareja a la que hace un dia amaba con todas mis fuerzas ahora no me produjera nada de felicidad, lo veia y era llorar, infeliz, entonces empece a asociarlo con el. Que no iba a poder irme a vivir a otro sitio, me sentia sola, triste, no estaba felizm y asi ......emepce a ir a una psicologa, pero no senti mejoria ninguna, me vio tan mal que me remitio a la psiquiatra y ahi llevo como 5 meses, tomando venlafaxina y deprax. se me han quitado bastante los pensamientos obsesivos, aunque cualquier cosa que tenga que ver con el futuro me produce angustia. una de esas cosas fue mi carrera, la tuve que dejar aparcada, y otra cosas que a veces me hace sentir angustia es mi pareje. Yo la quiero , pero quiewro estar bien como antes, sentirme plena como antes en todos los aspectos de mi vida. ESo es ahora lo que me esta costando. Tengo dias muy duros, cualquier cambio por minimo que sea me afecta demasiado , me produce angustia. Me siento perdida en este mundo, como en otra dimension...
¿les ha pasado esto?¿es normal que todo cambie?¿ ¿han sentido esa angustia tan horrible?
por favor.....

Anónimo dijo...

hola a todos, quisiera compartir un blog que encontre, me parecio precioso.

http://depresionybrios.blogspot.com/

espero que les guste

Estela dijo...

Anónimo que quisiera continuar con ideas que le den alegría. Es posible que lo haga, me lo planteo porque es bueno para todos. En realidad, esta era la parte difícil, salir de la tristeza, una vez hecho esto...nos atrevemos con lo que sea. Si creo otro blog en ese sentido una vez termine este, os lo cuento, por supuesto.
Un abrazo,
Estela.

Estela dijo...

bri,
sçi, estamos así, o hemos estado así, según el caso. Lo importante es que te entendemos bien.
Es duro cuando se está pasando. Hay varias medicaciones que te pueden servir, a cada uno le viene bien algo concreto. El psidólogo no es mala idea o terapeuta de algún tipo, tanto para ver si tienes un motivo detrás de esta depresión, como para tolerarte tenerla y volver a ver perspectivas de futuro, que las hay, aunque ahora no te parezcan tan posibles.
Comienza a leer el blog desde el principio, por orden de fecha, en octubre de 2008. Ahí se dan pautas claras para levantar y dar los primeros pasos, para comprenderse e ir cogiendo fuerza.

bienvenida y un abrazo de todos.
Sabemos lo que estás pasando y se puede salir de ahí. Es lo mejor que te pueden transmitir ahora.
Adelante Bri.

Anónimo dijo...

Hola. Me llamo Paula y tengo 29 años, Hace un año me diagnosticaron depresión. De un dia para otro mi vida se desmoronó. Llevaba 6 meses con un chico maravilloso al que queria con locura, de el que no tenia duda iba a ser el hombre de mi vida. Pero de repente todo cambio: sin saber por qué empece a sentir angustia, a llorar por todo y sin poder calmarme, ansiedad. me sentia hundida en un pozo del que no podia salir. Mi gran obsesion era mi pareja, le quería pero el haecho de estar con el me angustiaba. Aún a día de hoy, tras un año de psicoterapia no tengo muy claros los motivos por los que todo empezó. Pero fue pasando el tiempo y todo fue a mejor. Hubo altos y bajos, pero sali adelante. en enero, Conseguí irme a vivir con mi novio a otra ciudad donde no conocia a nadie. Fue duro, lo pase mal, pero aprendi un monton de cosas sobre mi: gran parte del dia estaba sola, en una nueva ciudad, desconocida para mi. Pero despues de meses quejandome y compadeciendome de mi, de mi soledad, y permitiendo que mi mente se llenase de pensamientos negativos.. dedidi que era el momento de hacer algo, lo que fuese, que me ayudase disfrutar mi soledad. .comencé a salir a caminar por una ciudad desconocida mapa en mano (nunca pense que me atreveria), algo que tal vez para algunos no tenga demasiado merito, pero de lo que me senti orgullosa. Caminar y caminar perdiendome y disfrutando a la vez de todo lo nuevo que veian mis ojos. Aprendi a vencer la pereza en casa: limpieza, cocina... me apunté a un gimnasio... cuando estaba enferma no me kedaba mas remedio que salir y buscar el centro de salud, etc... cosas que para la mayoria de la gente son tan obvias! para mi eran obstáculos que superar y quq me hacian sentir tan bien!!La relacion con mi novio volvio a ser buena, y volvimos a reirnos juntos.Parecia que despues de todo lo malo habia pasado. despues de esta experiencia me sentia mas fuerte, mas independiente, pero no es oro todo lo que reluce.
Hace mes y medio logre dejar el tratamiento, ¡por fin todo habia vuelto a la normalidad! Y con eso coincidio la vuelta a casa de mis padres por un mes , para hacer un curso en mi ciudad. En casa ha sido un mes de disgustos, de sentirme sola, aun estando con gente, de echar de menos a mi pareja... en fin, de tristeza. He intentado dejar pasar la tristeza, dejandola ahí, pero siguiendo con mi vida. Pero esta noche todo ha vuelto a desmoronarse: lagrimas, ansiedad, y vuelta al tratamiento. Me siento mal, tengo miedo de caer en ese pozo de nuevo, de perder a mi pareja, de hacer daño a los que me quieren, de no ser capaz de controlar esos pensamientos que te hacer sentir poca cosa.Ahora mismo tengo un nudo en el estomago que no se despega de mi. y tengo miedo, mucho miedo. Sobre todo si recuerdo el principio de todo esto.
logro aguantar mis lágriamas a duras penas, pero lo que no quiero hacer es quedarme en cama compadeciéndome de mi misma. Lucharé, y cuando me caiga intentaré levantarme. Ocuparé mi mente con aquello que adoro hacer: dibujar, ver peliculas, leer, hacer manualidades, cocinar, pasear.... Porque mi mente la voy a controlar yo. Desde luego... lo voy a intentar

Estela dijo...

Hola Anónimo,

enhorabuena por todos tus logros. No te austes demasiado por los fantasmas que vuelven a aterrorizarte. Ese es su plan, si caes en el miedo te quedas quietecita y no haces tu vida. En realidad son de humo, pero consiguen que te quedes muerta de miedo pensando en que algo desconocido, indomable, no controlable, puede hacer lo que quiera con tu vida. Es el mayor miedo de la depresión: creemos que no la controlamos. Míralo así, es humo, tú has demostrado ser más fuerte que esto, has aprendido sola el camino de salida. Es normal que, a veces, un fantasmilla asome la cabeza e intente darte un susto. Pártelo en dos, date cuenta de que lo que ha pasado es que el mes con tus padres te ha sacado de la vida que te gusta, cualquiera habría tenido disgustos y peleas ahí. Ahora vuelve a organizarte, ponte de pie, parte en dos ese fantasma de humo que intenta mantenerte en un rincón, como si para él fuese un juego. La he asustado, ja, ja. Y haz tu vida que es solo tuya. Levántate y anda. Los fantasmas de humo desaparecen al instante, se van esfumando. Un secreto: los crea tu mente, los crea tu miedo.
Tú eres la que pasea por la ciudad decidiendo hacia dónde, sintiéndose orgullosa de sí misma, y disfrutando de cada cosa que ve.

Anónimo dijo...

Gracias Estela, la verdad es que tienes razón, son fantasmas de humo. Te he hecho caso, me los he imaginado y he sido yo la que los ha asustado. Hay momentos en los que intentan volver, asi que habrá que seguir luchando contra ellos. Tienes razón cuando dices que somos fuertes ya tan solo por el hecho de pasar por esto. Es difícil darse cuenta de eso, aceptar que no es voluntario estar así, no lo escogemos: todavía hay momentos en los que me culpo por no ser capaz de salir de esto.
Pero en el momento en que me digo, soy fuerte, y soy dueña de mi vida, de mis pensamientos, yo controlo mis pasos, y puedo controlar mi conciencia... en esos momentos en los que me convenzo de que yo tengo el control, me vengo arriba. Tal vez sean tan solo instantes, pero poco a poco irán creciendo hasta que de verdad pueda asegurar: YO SOY FUERTE Y VOY A SALIR DE ESTA. SERÁ UN CAMINO DIFÍCIL, PERO APRENDERÉ DE LAS DIFICULTADES Y SALDRÉ ADELANTE.
Estos serán los pensamientos a los que me voy a agarrar. Pensaré en todo lo bueno que tengo y me agarraré con uñas y dientes para que esos fantasmas no me lo arrebaten. Al fin y al cabo, son de humo, y yo soy de carne y hueso.

Estela dijo...

Adelante soldado,

ese es el camino.Enhorabuena Anónimo!!

Haz tu vida, los fantasmas acabarán yéndose a otro sitio.