martes, 19 de mayo de 2009

Bucay nos entiende

Os dejo un texto introductorio de un libro de Bucay en el que comenta cómo uno se pierde en el camino, se reencuentra, trabaja dibujando su propio mapa, gracias a aprendizajes de otros y a los propios. Es un grano más, un paso más hacia el encuentro con nosotros mismos...ahora estamos algo perdidos, sin rumbo....sólo por ahora.


Hojas de Ruta:
Seguramente hay un rumbo
posiblemente
y de muchas maneras
personal y único.

Posiblemente haya un rumbo
seguramente
y de muchas maneras
el mismo para todos.

Hay un rumbo seguro
y de alguna manera posible.

De manera que habrá que encontrar ese rumbo y empezar a recorrerlo. Y posiblemente habrá que arrancar solo y sorprenderse al encontrar, más adelante en el camino, a todos los que seguramente van en la misma dirección.
Este rumbo último, solitario, personal y definitivo, sería bueno no olvidarlo, es nuestro puente hacia los demás, el único punto de conexión que nos une irremediablemente al mundo de lo que es.
Llamemos al destino final como cada uno quiera: felicidad, autorrealización, elevación, iluminación, darse cuenta, paz, éxito, cima, o simplemente final... lo mismo da. Todos sabemos que arribar con bien allí es nuestro desafío.
Habrá quienes se pierdan en el trayecto y se condenen a llegar un poco tarde y habrá también quienes encuentren un atajo y se transformen en expertos guías para los demás.
Algunos de estos guías me han enseñado que hay muchas formas de llegar, infinitos accesos, miles de maneras, decenas de rutas que nos llevan por el rumbo correcto. Caminos que transitaremos uno por uno.
Sin embargo, hay algunos caminos que forman parte de todas las rutas trazadas.
Caminos que no se pueden esquivar.
Caminos que habrá que recorrer si uno pretende seguir.
Caminos donde aprenderemos lo que es imprescindible saber para acceder al último tramo.

Para mí estos caminos inevitables son cuatro:
1 / El camino del encuentro definitivo con uno mismo, que yo llamo
El camino de la Autodependencia.
2 / El camino del encuentro con el otro, del amor y del sexo, que llamo
El camino del Encuentro.
3 / El camino de las pérdidas y de los duelos, que llamo
El camino de las Lágrimas.
4 / Y el camino de la completud y de la búsqueda del sentido, que llamo
El camino de la Felicidad.

(Estos son cuatro libros suyos...por si a alguien interesan, pero no es la cuestión de este post, sino su mensaje)


A lo largo de mi propio viaje he vivido consultando los apuntes que otros dejaron de sus viajes y he usado parte de mi tiempo en trazar mis propios mapas del recorrido.
Mis mapas de estos cuatro caminos se constituyeron en estos años en hojas de ruta que me ayudaron a retomar el rumbo cada vez que me perdía.
Quizás estas Hojas de Ruta puedan servir a algunos de los que, como yo, suelen perder el rumbo, y quizás, también, a aquellos que sean capaces de encontrar atajos. De todas maneras, el mapa nunca es el territorio y habrá que ir corrigiendo el recorrido cada vez que nuestra propia experiencia encuentre un error del cartógrafo. Sólo así llegaremos a la cima.
Ojalá nos encontremos allí.
Querrá decir que ustedes han llegado.
Querrá decir que lo conseguí también yo.
JORGE BUCAY

Como véis, todos nos perdemos de vez en cuando...la cuestión es buscar el camino en nuestro interior, hacia aquél que somos. Estamos ahí dentro, puede que hoy nos sintamos un niño que no sabe andar, pero al final echaremos carreras, sólo por divertirnos, todos juntos. Y como él dice, será señal de que todos hemos aprendido a andar.

2 comentarios:

Sirius3j dijo...

Gracias por compartir ese texto con nosotros, es como agua fresca en medio del desierto.

Estela dijo...

Pues la verdad es que sí.
Cómo andas, ya decía yo que me sonaba lo de sirius.
Qué hay compañero?
Bucay tiene cosas muy chulas, la verdad, a mí me parece bastante accesible y cercano.

Échale un vistazo.
Besote.