jueves, 26 de febrero de 2009

Escribe tus objetivos respecto a la depresión

Algo que funciona bastante bien, en este pequeño caos interior en que uno se encuentra, es escribir lo que desearíamos conseguir. Hacerlo de un modo claro, con ideas más bien cortas, aunque te pongas alguna aclaración al lado. Necesitamos cosas que nos dejen ver lo más nítido posible lo que querríamos alcanzar. Quiero estar así, dejar de hacer esto, poder hacer esto otro, y lo que se te ocurra. Aunque en estos momentos te parezca difícil, incluso imposible, tú escríbelo.

Puede que te ayude escribir una gran parrafada primero soltando todo lo que te pasa, escribir aclara y nos acerca a nosotros mismos más de lo que creemos. Al papel se lo podemos contar todo, no se va a quejar, ni le va a parecer mal; en realidad, es un gran amigo nuestro. Pero, una vez más tranquilo, una vez soltado todo, perfila lo escrito en unos objetivos claros a conseguir.

Unos ejemplos podrían ser: me gustaría llegar a no llorar, no sentirme mal en las reuniones de amigos, poder concentrarme, poder leer, poder hablar de otra cosa, no tener pensamientos recurrentes, no tener que disimular buena cara en el trabajo, sentirme fuerte, ordenar la casa...ponlos en un poster o cartulina o folio con frases de distintos tamaños según lo importantes que sean para ti, o todos seguidos, pero que se vean bien, que tengamos muy claro hacia dónde vamos. Ser consciente de ellos ya es bastante, tenerlos delante los hace pequeños, dominables y posibles.

2 comentarios:

CESAR dijo...

Estela, no estoy en mi mejor momento, ni mucho menos, una evasión para mí, es escribir en mi blog. Después de escribir varios relatos donde mostraba mi malestar, he decidido intentar sacar una sonrisa en las últimas entradas. Parecerá mentira, pero mientras escribo estas historias, y me envian comentarios, me evado un poco de mi realidad. Un abrazo.

Estela dijo...

Hola Cesar, pues has encontrado todo un camino. Ya sabes que esto es cuestión de ir conociéndose y fortaleciéndose en lo que te va bien, en lo que se parece a lo que querrías.

Has hecho fenomenal con esa sonrisa que estás intentando sacar. Al final, a base de recorrer ese camino, te saldrá natural. Es como todo si ejercitas lo mal que estás, lo agrandas, si ejercitas lo bueno, aunque sea con esfuerzo al principio, al final, ves más cosas buenas. Te voy a poner un post por campeón. Recuerda que en este estado, dado el bajo ánimo, intentarlo es conseguirlo, es un triunfo. Enhorabuena por las sonrisas de tus últimas entradas.
Por otra parte, has conseguido desconectar del tema, ese es otro camino a prácticar, vas ganado tú cada vez que lo haces. Ahora prueba con un libro guapo, prueba a desconectarte leyendo, cada vez un rato más. Tu realidad es la que está en tu interior, con la que ves. Poco a poco nos iremos quitando las gafas oscuras y poniéndonos otras más chulas.
Las circunstancias son las que son, pero nosotros elegimos cómo vivirlas. Ya lo verás, aunque ahora suene casi a broma y te apetezca contestarme un ¡anda ya!

Enhorabuena de verdad, practica escribiendo, fortalece y sé consciente de la sensación de evasión y cambia el chip, tu realidad es cuando estás evadido, centrado en algo bueno para ti, lo otro es de donde hay que salir. Practica también esa sensación con otras cosas como la lectura y, además practica con esa facultad de en vez escribir lo malo, sacar una sonrisa. Vas mejor de lo que te crees.
Un abrazo.