martes, 4 de mayo de 2010

Haz terapia de grupo y no sólo de grupo

Nuestro interior es una parte fundamental de nosotros. Tenemos que tomar conciencia de ello y no vivirlo como algo sin un rumbo ni una explicación. Hay mil maneras de llegar a él, de saber qué es lo que nos pasa, cómo vivir o aceptar o cambiar lo que nos pasa.

Mejorar la seguridad personal, saber enfrentarnos a la soledad, a la tristeza, no sentirnos extraños en un mundo de fuertes. A todo el mundo le pasan cosas en su interior, en realidad, es la zona más común a las personas. Igual que por lo general todos tenemos dos brazos, todos tenemos emociones, alegrías, momentos duros. Saber eso nos da también una sensación de integración en el mundo que la persona deprimida no suele tener, ya que se siente distinta para peor, se siente no tomándose o reaccionando ante la vida de la manera adecuada, involuntariamente.

La manera adecuada no está escrita en parte alguna. Lo que sí está claro es que necesitas salir de ahí. Estudiar y conocer para comprender te ayuda. Ser consciente de que no eres tan raro como te crees, también.
En las terapias de grupo, en los grupos de encuentro, en los talleres sobre temas dedicados a conocerte y fortalecerte personalmente, conoceras el caso de otras personas y te darás cuenta que eres uno más. Uno que tiene su bache, su empujón que darle a la vida, pero que ahora es mucho más capaz de conocerse a sí mismo y valorarse en lo que le corresponde.

Y no sólo en las terapias de grupo, que recomiendo especialmente, sino también hay otras técnicas además del conocido psicólogo. Hay distintas escuelas psicoanalítica, cognitivo conductual, la famosa Gestalt, está la nueva tendencia positiva del coaching que ya se utiliza para la vida personal, etc. Busca lo que más vaya con tu forma de ser, lo que de verdad notes que concuerda contigo y te ayuda. Hay miles de sitios para formarse y para hablar de tu tema con otros, para deshilar la madeja, para que te quede sóla y exclusivamente la pequeña proporción de lo que te ocurre que tú no puedes controlar.

De vez en cuando, descansa. Si has estado un año trabajando en ti, para unos meses y aprecia lo que has aprendido, fíjate en lo que hacías y ya no haces o en lo que has conseguido hacer y antes te era imposible, en lo que has comprendido y antes no sabías...

Trabaja en ti, te servirá para todos los momentos de tu vida.

4 comentarios:

Lanzarote Lover dijo...

Quisiera recomendar un libro a todos los que están en la búsqueda de la puerta de salida de la horrible depresión:
"Noosfera. La mente del planeta tierra" de Bianca Atwell.
Tuve esta enfermedad durante años y pude vencerla gracias a estos consejos que están muy bein explicados en el libro:
-Tomar mucho sol
-Ir a los lugares ionizados con iones negativos.
-Salir de las ciudades
-Evitar los medios de comunicación como la TV y los periódicos pues la info que nos meten en la cabeza está manipulada para crearnos estados depresivos.
-Conectar nuestra mente con la del planeta tierra y dejar que ella misma nos sane de forma natural.

Pueden ver el libro aquí:
http://noosfera-libros.blogspot.com

Estela dijo...

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

La terapia de grupo es buena porque compartes tu dolor con otras personas que te comprenden porque lo estan viviendo y te pueden dar ideas de lo que les funciona a ellos. otra cosa importantisima es empezar un conocimiento de ti mismo y de tus sentimientos para llegar a entender porque has llegado a esa situacion ,siempre hay creencias actitudes y comportamientos que te han llevado ahi y por supuesto tienes que ser consciente de ellas y empezar a cambiar las que ya no te sirven y te causan depresion . Yo misma tuve depresion durante 3 años fue lo peor y lo mejor de mi vida. Porque en esa lucha por salir me conoci en profundidad y sobre todo me di cuenta de lo importante que es quererse.....Yo venci la depresion y hoy trabajo ayudando a otros a salir de ella y a no volver a entrar en ese infierno. ANIMO SE SALE OS LO JURO.

Estela dijo...

Es fantástico lo que cuentas, anónimo. Es así como lo he vivido yo también. Un proceso duro, cíclico pero ascendente como comentaba en algún post, se levanta uno y se cae, y se vuelve a levantar, cada vez sabiendo un poco más y estando seguro de que quiere salir de ahí. Te vas conociendo, informándote, trabajando en esto de todas las maneras que contamos, y acabas siendo tú mismo pero en grado superior, si se me permite. Mucho más consciente de la vida, de ti mismo, de quién eres. Todo el que supera una guerra, no vuelve a ser el mismo. Es mucho más sabio.

Un abrazo y dinos cómo ayudas a salir de la depresión, ahí estamos ambos, por tanto.